martes, 26 de junio de 2012

Recien nacida

Esta mariposa y otras veinte y tres nacieron en cautividad gracias a mis cuidados. Las encontré siendo orugas y estaban condenadas a morir por falta de alimento. Mereció la pena estar pendiente durante un par de meses. Ver la evolución ha sido algo muy hermoso. Quizá en días de sol revolotean cerca.

No hay comentarios: