miércoles, 14 de mayo de 2008

Adios a todas esas cosas



















¿Cuantas veces os habeis subido a una bicicleta como ésta?, yo muchas, tenía una igual pero de menor tamaño y color verde, la heredé de alguien.
Solía tener las piernas llenas de moratones porque los frenos se me clavaban al pedalear, me era pequeña pero ello no tenía ninguna importancia, lo importante era andar en bicicleta.
Hoy antes de que nuestros hijos nos pidan una bicicleta nueva ya se la estamos comprando, que lástima que el progreso nos haga perder todo el encanto que tenían las cosas de cuando eramos pequeños.
¡¡¡¡ Que buenos recuerdos con tan poco !!!!

3 comentarios:

Fran Nieto dijo...

Todas las épocas tienen su encanto, y todas las generaciones echan de menos su infancia cuando empiezan a llegar a nuestra edad... ;-)

Pero desde luego el consumismo por el mero hecho de comprar y no por el de disfrutar de lo adquirido está llegando a su cenit... Me temo que el planeta no pueda soportar más esta presión...

Bonita la bici y la foto... Me gusta la luz y la falta de detalle, como si fuera realmente una toma antigua...

ジゴクヒメJigokuHimeじごくひめ dijo...

El que guarda siempre tiene. El que recuerda siempre aprende.

Todos echamos de menos algo de cuando eramos niños y nada importaba.

Me entristece mucho que los niños de ahora no conozcan aquella forma de saborear las cosas. Cuando se tiene todo siempre te falta algo más...

Nelson dijo...

No hay quen echar de menos el pasado, con ello hacemos que el presente pase sin darle la oportunidad de que podamos cambiarlo, hagamos que nustros hijos o los pequeñajos que se vayan cruzando en nustro camino aprendan la importancia de los detalles y no se crean el ombligo del mundo, si somos muy listos podemos hacerlo.